dijous, 10 d’octubre de 2013

Amigos de muerte


EDICIONES SM, 2003
Traducción: Amics de mort (Catalán)


SINOPSIS

El secuestro del joven Alfonso Ramis conmociona a la sociedad. Enseguida su amigo Pele intentará averiguar quién le ha secuestrado. Las ambiciones económicas, los intentos de extorsión y el mundo del hampa se mezclan en un caso con una trama llena de tensiones y un final sorprendente.





Care SANTOS - Publicado el 18/07/2001 

Pocos nombres tan consolidados e interesantes como en el Emili Teixidor en el campo de la literatura para niños y jóvenes. Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 1997, autor de una de las series más inteligentes y desternillantes de los últimos tiempos -la de la hormiga Miga (también en SM/Cruïlla)- así como de una basta obra que comprende títulos casi míticos como Corazón de roble o El crimen de la hipotenusa, y todo ello sin olvidar su obra para el público adulto, que le valió el 1999 el premio Sant Jordi de novela en catalán por El llibre de les mosques (El libro de las moscas). 

Tanto oficio y veteranía se mezclan en esta novela para dar lugar a una trama que hace hincapié en un mundo del que la literatura apenas se ha ocupado: el de los grandes magnates de la banca, la economía, o los negocios sucios que acuñan grandes fortunas.

La novela arranca con un planteamiento de serie negra: dos amigos guardan un secreto terrible que les implica en un crimen y sobre el que han establecido un pacto de silencio. Nada más empezar la historia uno de ellos es secuestrado. El otro se verá implicado en una investigación donde nada es lo que parece y en la que le acecharán todo tipo de sorpresas y peligros. Todo ello contado con un ritmo vertiginoso, con una vocación muy clara de resultar contemporáneo al joven al que va dirigido el libro pero sin evitar otro tipo de referencias que hacen del libro una verdadera perla que puede disfrutar cualquier lector, tenga la edad que tenga. Y es que, como le gusta decir al propio autor, “la literatura llamada juvenil es aquella que también pueden leer los jóvenes”.